Cómo recuperar la Felicidad

Al mirar hacía atrás, me cuesta creer que estuve casi 4 años encerrada en mi habitación, presa del pánico y la depresión.


En 2015, un evento en particular, detonó en mí, el Trastorno de Estrés Post Traumático, más de 20 años después, de ocurridos los eventos que me traumatizaron. Yo sobreviví a varios intentos de asesinato, y a 3 años de agresiones violentas, y más 9 años de acoso posteriores al divorcio. Y te lo pongo bien gráfico, te estoy hablando de torturas brutales, y agresiones salvajes, de las que salí viva de milagro. Hasta que tuve el valor y la oportunidad, de escapar de aquel infierno, o de lo contrario, yo sería parte de las estadísticas de femicidio.

Durante 26 años, sufrí pesadillas, espantosas pesadillas donde revivía el terror, y corría despavorida a esconderme de la bestia de mi ex esposo. Hasta que la peor parte del estrés post traumático, finalmente reventó, cuando mi agresor, estuvo de nuevo rondando mi vida, y eso bastó, para que mi cerebro, entrara en una especie de corto circuito. Los flash backs se habían apoderado de mi vida, estaba desesperada y aterrada.


Perdí la noción del tiempo, no era el presente, mi mente, se había pegada en esos eventos del pasado. Yo tenía terror de ir a dormir, porque revivía ese infierno, una y otra vez. La falta de sueño causó, el Burn Out, que finalmente, me llevó al colapso nervioso. Y te hago éste pequeño resumen, porque llegué a pensar que NO recuperaría la cordura. Pero lo hice, y si yo pude, tú también puedes salir del infierno en el que vives.

Luego de 3 años de terapias, y sesiones de EMDR, para desensibilizar mi mente, para poder seguir adelante con mi vida, pasé un año entero recuperando las funciones ejecutivas, el PTSD, me había sumido en una Depresión Clínica muy profunda, de la cual, honestamente, pensé que no lograría levantarme.


Sin embargo, lo hice, aunque las circunstancias para mi recuperación, eran adversas, lo logré. Con la ayuda económico de mi marido, y el apoyo de mi hija, salí de la habitación y luego de 4 años retomé el control de mi vida. ¿Cómo lo hice?, no fue sencillo, pero es una cuestión de DECISIÓN y de practicar lo que yo llamo la rutina de la felicidad.


Desde que leí, Tus Zonas erróneas de Wayne Dyer, entendí con presupuestos lógicos del lenguaje y axiomas, que los sentimientos, en realidad, son pensamientos, y emociones. Y que éstas emociones, que se generan en nuestra mente, y por lo tanto, podemos controlar lo que sentimos. En una mente sana, todos nosotros tenemos el poder para controlar los pensamientos dañinos, a menos que los químicos de tu cerebro fallen, como cuando tienes PTSD.


En casos complejos como el mío, C-PTSD, las ideas se quedaban rebotando, obsesivamente, así que, no bastaba sólo con las terapias psicológicas, era necesario, balancear los químicos, y producir las hormonas de la felicidad en mi cerebro, ya que, producto de la lesión que dejó el trauma severo, mi cerebro dejó de producir, endorfinas, serotonina, dopamina, etc. Es decir, mi cerebro estaba enfermito.


Me sentía infeliz todos los días de mi vida, y el suicidio rondaba mi mente con frecuencia, como una solución, para detener el infierno que tenía en mi cabeza, fueron necesarios muchos meses de tratamiento con químicos, para estabilizarme.


Mi doctor, me prescribió la ingesta diaria de 90 mg de Dulvanex, y 30 mg, de Ciblex. Es la dosis que funciona para mí. Uno estimula la producción de los químicos, que mi cerebro ya no produce, y el otro es un anti depresivo. Su costo equivale, a la mensualidad de una escuela privada de uno de mis hijos, para que se den una idea. Sanar tu cabecita, te saldrá caro pero vale la pena.


Muchas personas le huyen a los psiquiatras por un tabú, temen que les llamen locos, quizás, pero si tienes mis síntomas como los míos, debes buscar ayuda especializada, y un Psiquiatra, es la persona indicada para canalizar los desordenes químicos de tu cerebro.

Por lo general, acudimos al psicólogo, solamente, pero es un error, los casos de Depresión Clínica, deben ser tratados con químicos. Dicho ésto. Paso a darte mis recomendaciones para recuperar la felicidad.


Cómo recuperar la felicidad en 12 pasos:

  1. Hazte evaluar y medicar por un especialista en Psiquiatría, y en PTSD.

  2. Toma tu dosis diaria de medicamentos a la misma hora.

  3. Realiza terapias de EMDR para desensibilizar el trauma, con una psicóloga experta.

  4. Aprende a controlar tus emociones con Mindfulness.

  5. Haz un deporte, corre, nada o baila al menos 3 veces por semana.

  6. Canta, en voz alta, tu música favorita, al menos, una vez al día.

  7. Busca una actividad de aprendizaje, para mantener tu mente concentrada en lo que haces.

  8. Haz el amor o mastúrbate con frecuencia.

  9. Elimina todo contacto con tu agresor o personas que te lo recuerden.

  10. Utiliza aromaterapia.

  11. Dale la orden a tu mente. Prohibido pensar en aquello que te deprime.

  12. Toma sol, y respira aire fresco.

Atiende el factor clínico:


En Costa Rica, el especialista que me ayuda es el Dr. Enrique Madrigal Segura. En la Clínica CIAP. Te lo recomiendo con ojos cerrados, porque me salvaron la vida en CIAP.

Una vez, evaluado y diagnosticado, toma religiosamente tu dosis de medicamentos, y te garantizo que en menos de un mes, verás la gran diferencia. La Clínica CIAP, cuenta con el apoyo de la Psicóloga Nubia Álzate Quintero, con quien puedes realizar las sesiones de EMDR.


Atención. Si la etapa de duelo, dura más de 6 meses, entonces es señal de que debes ir al psiquiatra por si se trata una depresión clínica, y una vez en manos profesionales, debes con los otros 9 pasos que te doy, puedes recuperar tu felicidad. Yo lo hice, me funcionó y por eso los sigo practicando.


Si, tu diagnóstico es como el mío, te recomiendo leer éstos enlaces de mi blog, Mi resiliencia.

Algunas personas se deprimen, luego de la muerte de un ser querido, el divorcio, perder un negocio, perder sus propiedades, éstos son eventos traumáticos que todos podemos superar por nosotros mismos, con los 9 pasos de la rutina de la felicidad.

En qué consiste la rutina de la felicidad:


1.- Existen numerosos vídeos en YouTube con los que puedes aprender ha hacer mindfulness. Una vez que aprendas, realiza Mindfulness al menso una vez al día, para aprovechar las maravillas de le respiración consciente, te servirá para calmarte y ayudarte a concentrarte en cualquier situación.

2.- Practica algún deporte o Baila. Si eres como yo, y te dan pereza los ejercicios repetitivos y rutinarios, elige un estilo libre de baile, basta con que te pongas a bailar 45 minutos, 3 veces a la semana, la música que más te gusta, preferiblemente aquella que te recuerde momentos, felices y divertidos, pues está comprobado que el ejercicio nos ayuda a crear nuevas conexiones neuronales, te dejo por aquí, una hora de bailoterapia.

3.- Cantar en voz alta 3 canciones que te encanten, puede devolverte la felicidad, según artículo, especializado, cantar nos hace felices, y sólo bastan 12 minutos, o 3 canciones para que tu humor cambie. ¿No es asombroso? Te dejo por aquí el enlace de mi playlist en español, HITS ESPAÑOL | 1980 - 2000 con música de los 80´s hasta el 2000, para que te diviertas cantando con Thalia, las Flans, y Luis Miguel en la ducha.

4.- Las actividades automáticas como bordar, tejer, o pintar, son especiales para estimular la creatividad, pero como lo que queremos, es estar en control de nuestros pensamientos, por eso, estudiar o aprender algo nuevo, nos obliga a poner atención, y es entonces, donde le damos la orden a nuestra cabecita de enfocar todo su potencial, en eso que estamos aprendiendo. Sea un curso de marketing o de idiomas.

5.- El sexo tiene un montón de beneficios para salud, el orgasmo nos ayuda a producir los químicos de la felicidad, así que tu vida sexual, debe seguir activa. A más sexo, más salud. Según un estudio publicado por la US National Library of Medicine comprobó que el hipocampo produce neuronas nuevas cuando el cuerpo queda expuesto a la práctica del sexo de forma continuada, mejorando así la función cognitiva. Pero avisan: “La experiencia sexual repetida puede estimular la neurogénesis adulta siempre que esta persista en el tiempo”. Le toca a cada uno fijar el calendario, y si no tienes pareja, te sugiero comprar un Satisfyer Pro. Dicen que es la verga de Triana, el famoso, succionador de clítoris.

6.- Eliminar a las personas tóxicas de tu vida, es un requisito indispensable si quieres recuperar la felicidad. No podrás liberarte de esos pensamientos tortuosos, si los revives a diario con amistades, o peor aún, si todavía tienes contacto con tu agresor. Reúnete con gente nueva, y positiva. Reúnete con la gente que te ama, y con tus verdaderos amigos.

7.- La aromaterapia, tiene montones de beneficios para la salud, existen en el mercado, esencias de plantas cuyo aroma nos ayuda a relajarnos, los aceites esenciales como el de la lavanda, la manzanilla, y la vainilla son los más comunes para alcanzar la relajación. Puedes poner un difusor, o inclusive unos palitos de incienso, para darle ese toque de armonía a tu habitación, casa u oficina. Chinea tus sentidos.

8.- La felicidad es una decisión que se toma a diario, si tu mente amanece con ganas de retomar el drama, debes darle la orden de salir de ese estatus quo de drama, y sacar de golpe ese recuerdo, que te quiere arrastrar al estado depresivo, no permitas que se desarrolle el tema en tu mente. Oblígate a hacer otra cosa, piensa en algo feliz, algún recuerdo bonito. Yo le llamo, anclas positivas, revisa tus álbumes de Facebook y revive esos días felices en la playa, el nacimiento de uno de tus hijos, o el día de tu graduación.


9.- Tomar el sol, al menos,10 minutos diarios, es necesario, las personas cuando nos deprimimos, no queremos salir, y esa falta de vitamina D, empeora la depresión, así que al menos una vez al día, haz el esfuerzo de salir de tu habitación, y toma de 30 a 10 minutos de sol. El sol de la mañana entre las 7 am y las 10 am suele ser el mejor. Aprovecha mientras tomas sol de tomar aire fresco. Tus pulmones, y todo tu organismo te lo agradecerán.

Ya te documenté todos mis secretos para mantenerme de buen humor, quienes me han conocido después del C-PTSD, me preguntan, cómo es que siempre estoy feliz, y les respondo, que después de haber sobrevivido a eso, tengo motivos de sobra para aprovechar cada día de mi vida siendo y sintiéndome feliz. No más drama. recupera tu vida a partir, de hoy mismo.


Con cariño.

Madeleine.

Entradas Recientes

Ver todo
¡Suscríbete es Gratis!

Proudly Created with Wix. Creativos Asesorando Talentos CAT, S. A.  Cel. 506 - 71843594  San José - Costa Rica - madeleinecasmo@gmail.com